Test

0
134
¿Qué tan respetuosa eres?

¿Respetas la privacidad de los demás?

Revisar celulares, cuenta de Facebook, correo electrónico y demás cosas es una falta de respeto. Aún si la pareja nos da su clave o nos deja revisar su teléfono, es un tanto ofensivo y nada sano para relación.

  1. ¿Sueles revisar las cosas de tu pareja como bolsillos, cajones, agenda, etc.?
  1. Sí, me mata la curiosidad.
  2. Sólo si tengo alguna sospecha.
  3. No jamás.
  1. Notas que tu amiga está preocupada por algo, pero no ha hablado al respecto…
  1. Le pregunto una y otra vez qué le sucede.
  2. Le hago saber que puede contar conmigo si necesita hablar de algo.
  3. Ella sabe que puede contar conmigo, respeto sus tiempos.
  1. Cuando tu pareja termina de hablar por teléfono…
  1. Le pregunto inmediatamente quién era y de qué hablaron.
  2. Lo miro… para ver si quiere contarme.
  3. No pregunto nada.
  1. Llamas a tu amiga para ir a visitarla, pero te dice que está con su novio.
  1. Pasas un ratito de todas formas.
  2. Le preguntas a qué hora se desocupa para poder ir.
  3. Le dices que no hay problema, otro día se verán.
  1. Tu novio llega cansado del trabajo y permanece durante horas en el cuarto…
  1. Voy a acompañarlo, no quiero que se sienta solo.
  2. Le pregunto (reiteradas veces) si se encuentra bien.
  3. No lo molesto, sólo quiere descansar.
  1. Estás en casa de tus padres y oyes que están discutiendo en voz baja…
  1. Me acerco sin que me vean para escuchar qué sucede.
  2. Le pregunto luego a mi madre si quiere hablarme de algo. 
  3. Hago de cuenta que no vi ni escuché nada.
  1. Se rumorea que hay un nuevo romance en la oficina.
  1. No me detengo hasta saber quiénes, cómo, dónde y cuándo.
  2. Me entretienen los chismes, aunque no me preocupan.
  3. No me interesa en lo más mínimo.
  1. Por alguna razón tu novio nunca te ha hablado de su ex pareja.
  1. Intento averiguar por medio de sus amigos o su familia qué sucedió.
  2. Saco el tema de los ex, para ver si quiere contarme.
  3. Es parte de su pasado y su vida, si no quiere hablar de ello, lo respeto.
  1. Tu novio y sus amigos están conversando y cuando te acercas se callan de inmediato.
  1. Le preguntas a tu novio de qué estaban hablando y por qué no pueden hacerlo delante de ti.
  2. Te haces la tonta y dices “sigan hablando, no se preocupen por mi…”
  3. Es evidente que quieren estar solos, te disculpas y te retiras.
  1.  Descubres que tu prima tiene un amante.
  1. Ella que se hace la santa… este el chisme del año.
  2. A alguien se lo tengo que contar, aunque sea a mi hermana.
  3. Sus problemas de amor y de alcoba no me interesan, ya tengo suficiente con los míos.

RESULTADOS

Mayor cantidad de respuestas “A”: No respetas mucho la privacidad ajena, eso es evidente. No soportas no saber algo que está pasando, para ti todo es de tu incumbencia, si no te quieren contar te pones el piloto de súper espía e intentas averiguarlo por tu cuenta. Olvidas que invadir el derecho a la privacidad del otro es la forma más efectiva de boicotear una relación, cualquiera sea la naturaleza de la misma, relación de pareja, amistad, laboral, etc. 

Mayor cantidad de respuestas “B”: Sabes que inmiscuirte en la privacidad de las personas es algo de mal gusto, pero pese a eso te cuesta respetar la intimidad de los demás. Intentas manejarlo, disimularlo y hasta evitarlo, pero simplemente necesitas saber eso que no te están diciendo, y haces lo posible para que te cuenten las cosas. Tienes tus estrategias, a veces toscas y otras veces efectivas y de esa manera logras mantenerte al tanto de todo, o casi todo. 

Mayor cantidad de respuestas “C”: Eres respetuosa de la privacidad ajena, en este aspecto te comportas con los demás como te gustaría que se comportaran contigo. Respetas el espacio y la libertad de las personas que te rodean, tienes una actitud madura en cuanto a tu relación de pareja como así también con tus amistades, no necesitas sentirte dueña de nadie, ni necesitas saberlo todo, simplemente confías en el criterio de los demás y respetas sus tiempos y sus necesidades.

Previous articleHoróscopos
Next articleSelección del editor
Soy Diana Cervantes tengo más de 20 años de experiencia en el periodismo comunitario. Soy binacional y bicultural. Nací en Los Ángeles, California y crecí en la ciudad fronteriza de Tijuana, esto me permite conocer la dinámica que se vive en el sur de California. Fuí editora de El Latino; corresponsal de Frontera Tijuana en la ciudad de San Diego; reportera de negocios en La Opinión de Los Ángeles y en La Prensa de Riverside. En los último años trabaje de forma independiente en el sur de California. Soy egresada de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Baja California. Actualmente soy editora digital de Celebrando Latinas Magazine y El Latino.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here