La Proposición 187 fue el motor que lo impulsó a su lucha anti-inmigrante

Pedro Ríos durante una manifestación en defensa del Parque de la Amistad (Friensship Park) y en oposición al proyecto de construcción de un muro de 30 pies, frente al edificio de la Patrulla Fronteriza en Eastlake. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

0
22
Pedro Ríos durante una manifestación en defensa del Parque de la Amistad (Friensship Park) y en oposición al proyecto de construcción de un muro de 30 pies, frente al edifi cio de la Patrulla Fronteriza en Eastlake. Foto- Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

SAN DIEGO.- Pedro Ríos, es un conocido líder local que se ha destacado por su lucha en favor de los derechos humanos de los inmigrantes en este país y en entrevista con. El Latino San Diego hace interesantes revelaciones acerca de su activismo.

Reportero: ¿Desde cuándo y qué te motivó a asumir tu activismo y liderazgo?

Pedro: A mediados de los años 90, el estado de California estaba considerando una iniciativa anti-migrante, la propuesta 187, que buscaba convertir a los funcionarios públicos en agentes migratorios. Vi esto como una amenaza contra las personas migrantes de clase trabajadora, y ahora estaban siendo atacados por funcionarios públicos que los usaban como chivos expiatorios de los problemas económicos de California. Me involucré como estudiante organizando contra la propuesta 187 y encontré espacios políticos en varias organizaciones estudiantiles. A partir de ahí, continué mi participación en el movimiento por los derechos humanos a través de mi entorno de trabajo profesional. Organicé en San Diego y en el Área de la Bahía de San Francisco. Regresé a San Diego en el año 2002, con el fin de estar cerca de mi familia.

¿Desde cuándo estás al frente de American Friends Services Committee? Comencé en el Comité de Amigos (AFSC, por sus siglas en ingles) en abril de 2003 como coordinador del programa y en 2005 me convertí en director del Programa Fronterizo Estados Unidos-México, cargo que ocupo actualmente.

Reportero: A ti te tocó suceder a dos destacados líderes de la lucha anti-inmigrante: Roberto L. Martínez (un conocido luchador por la causa de los migrantes e ícono del activismo en la región fronteriza) y Christian Ramírez, un joven activista que dejó una huella profunda en la comunidad. ¿Qué enseñanzas te dejaron ellos?

Pedro: Reconozco que me apoyo en los hombros de muchas personas importantes que me han allanado el camino para continuar con su legado. Además de mis colegas Christian Ramírez y Roberto Martínez, quienes estuvieron en AFSC en San Diego durante muchos años, hay innumerables personas con las que tengo una deuda de gratitud por sus enseñanzas y sacrificios al defender la premisa de que toda persona debe tener sus derechos básicos respetados. De Christian y Roberto aprendí la importancia del compromiso al trabajo del movimiento, de ser minucioso en el análisis y crítico en la observación. He aprendido el valor de ser tenaz en la búsqueda de la justicia y que la paz no es paz a menos que haya justicia. Me han enseñado que ser humilde es un camino que no se puede abandonar y que trabajando en conjunto es cómo construimos una comunidad de respeto.

Pedro Rios, sexto, de playera gris de izquierda a derecha en una reunión de la organización American Friends Service Committee en la ciudad Filadelfia, Pensilvania. Foto-Cortesía: AFSC.

Reportero:  ¿Cuál crees que debe ser la misión de un líder latino en Estados Unidos?

Pedro: Un líder latino, efectivo y con principios, lidera obedeciendo. Esa es una enseñanza que aprendí hace muchos años de los zapatistas – mandar obedeciendo. Una persona frente a una organización no debe actuar como caudillo sin principios. El liderazgo debe centrarse en la rendición de cuentas constante. También debe haber un entendimiento de que todas las personas siempre están enseñando y todas las personas siempre están aprendiendo, sin importar la edad o la experiencia de la persona. Finalmente, un líder debe vivir interseccionalmente, apreciando y respetando las experiencias vividas de diferentes comunidades, promoviendo la solidaridad entre

Reportero: Después del gobierno de represión y amenazas del ex presidente Donald Trump y las políticas vacilantes del gobierno demócrata encabezado por Joe Biden (Léase Capítulo 42), que esperarías del 2003 y los años por venir en materia de inmigración?

 Pedro: En temas de inmigración, no espero ver a los partidos Republicano o Demócrata priorizar los derechos humanos de las personas migrantes para 2023. Por el contrario, ambos partidos se están posicionando como duros con la inmigración y la frontera mientras se preparan para las elecciones de 2024. Esto es desafortunado, porque significa que las personas indocumentadas y sus familias seguirán viviendo con la amenaza constante de ser el blanco de las redadas de agencias migratorias, y Estados Unidos seguirá bloqueando ilegalmente a esas personas en busca del asilo que ahora se encuentran completamente desprotegidas en ciudades fronterizas mexicanas. Pero esto no es ninguna sorpresa. Históricamente, el Partido Demócrata ha propuesto algunas de las medidas anti-migrantes más duras de las últimas décadas. Esta es una razón más por la que las comunidades de migrantes en los Estados Unidos deben organizarse por sus derechos, en un momento en que los Estados Unidos también enfrenta amenazas a su democracia.

Breve semblanza biográfica:

Pedro Ríos nació en Chula Vista, California. Su padre nació en Tijuana, Baja California, México y su madre es nativa en Aguascalientes, Aguascalientes, México. Pedro se crió en el sur de San Diego. Tiene un hermano mayor y dos hermanas menores. Pedro vive con su familia, su esposa y dos hijos, en Chula Vista, California.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here