La fuente de la juventud existe

0
42
Es recomendable dedicarle al menos una hora al día al cuidado del rostro. Foto: vix.com

Por María Marín

Llegar a cumplir 100 años de vida es algo grandioso y Betty White, la legendaria estrella de la televisión estadounidense, esperaba con mucha ilusión la llegada del 2022 para festejar su siglo de vida. Sin embargo, faltando dos semanas para el esperado día, donde se pondría un elegante vestido, bailaría, reiría con amigos y soplaría las velas de un exquisito cake, fue sorprendida por la muerte.

Lo que hubieran sido miles de felicitaciones para la cumpleañera, se tornaron en innumerable homenajes que inundaron las redes sociales para recordar a una de las actrices más queridas del país. La “Golden Girl” conquistó el corazón de millones de televidentes regalándoles carcajadas, pero ganó la admiración de todo el mundo por ser una anciana tan feliz y con tanta energía que salía a correr cada mañana.  A continuación sus secretos:

1. Olvídate de tu edad: Si vives comparando fotos y lamentando que ya no eres joven, vas por mal camino. Aún en sus noventa años, Betty decía no sentirse vieja y que disfrutaba unos de los mejores momentos de su vida porque tenía mucha salud para compartir con los amigos que tanto adoraba. De hecho, estudios científicos han confirmado que no aceptar el envejecimiento como algo normal de la vida acelera el deterioro cognitivo y físico. Sé feliz con tus canas, arrugas, lentes y “dolencias de viejo” para tener una mejor condición física y cerebral mientras envejeces.

2. Para de quejarte y ríete más: Si hay algo que Betty no soportaba eran las quejas y la negatividad. “Siempre he sido una loca optimista. Y es por eso he sido feliz toda mi vida”, decía en sus entrevistas. Como también comentaba que quien no tiene sentido de humor está en problemas. Y si no naciste con la chispa que caracterizaba a esta comediante, puedes ver comedias o escuchar un buen chiste que te haga reír a carcajadas, desencadenando endorfinas que elevan el estado de ánimo.

3. Ejercítate física y mentalmente: A Betty no la paraba nada, ni nadie y aseguraba que el ejercicio era su gran fuente de energía. Se levantaba a las seis de la mañana, a correr una milla, jugar con sus perros, escribir futuros proyectos y hacer crucigramas.

Sin duda, Betty White nos ha dejado sus secretos para conseguir lo más buscado por todos: la fuente de la juventud. Gracias Betty por demostrarnos que se puede envejecer felizmente.

Para más motivación sígueme en: 

Facebook: https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

Instagram: @mariamarinmotivation

https://www.instagram.com/mariamarinmotivation/

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here