La cantante ya se ha convertido en toda una actriz. Nos cuenta su experiencia en “Nace una estrella”, su personaje y la relación con su director Bradley Cooper

Hace tiempo que Lady Gaga es una verdadera estrella en el mundo de la música, pero gracias a Hollywood ahora ‘Nace una estrella’… del cine. Y asegurán- dose alguna nominación al Oscar (como Mejor Música, seguro) es- trena una nueva versión de ‘A Star is Born’, siguiendo los mismos pa- sos de Barbra Streisand y Judy Gar- land cuando lmaron sus propias versiones en 1976 y 1954, suman- do ahora también el debut como director de otra estrella: Bradley Cooper.

-¿Se parece en algo la histo- ria de ‘Nace una estrella’ a la de Lady Gaga?
-Como en el cine, yo también dije “No” muchas veces. Yo escribo mi propia música y trabajo con otros compositores todo el tiempo, pero cuando recién empezaba no era la más hermosa del lugar. Había muchas mujeres cantantes que no componían su música y muchos ejecutivos discográcos querían quitarme mis canciones para dár- selas a otras mujeres que ellos que- rían que cantasen. Y yo trataba de conservar mi música diciéndoles que no iban a quitarme mis can- ciones. También, como en el cine, trabajé con bailarines, porque en realidad había empezado como pianista. Navegamos un camino parecido. Pero desde un principio yo sabía que tenía que dar una vuelta a la izquierda, sin importar lo que la gente dijera.

-¿Cuál dirías que es la mayor diferencia entre la cción de tu personaje y tu verdadera histo- ria?

-El desafío de interpretar a alguien como Ally es que, al principio de la película, ella renuncia por com- pleto a sus sueños. Cuando decidí cantar profesionalmente yo tenía 19 años, y salía a arrastrar mi piano de un bar a otro hasta que conse- guía algún trabajo donde pudiera cantar en público. Yo realmente creía en mí. Pero Ally no cree en ella al principio y la ayuda su rela- ción con Jack (Bradley Cooper) y el amor que tiene por él. Eso le da vida.

-¿Alguna vez sentiste la pre- sión de cambiar tu look como tu personaje en la película?-Siempre me gustó transformar- me, cambiar, convertirme en per- sonajes diferentes. Es parte de mi trabajo artístico, de mi música y lo maravilloso de esta experiencia con Bradley demuestra lo increíble que es como director porque él quiso verme sin nada, sin una gota de maquillaje. Me acuerdo muy, pero muy bien, cuando bajé las escaleras de mi casa antes de lmar incluso la primera prueba de cámara para ‘A Star Is Born’. Bradley tenía una toalla húmeda en su mano y me quitó el poco maquillaje que lleva- ba. “No quiero nada de maquillaje”, me dijo.

-¿Se sintió diferente cantar como actriz, cuando en la pelícu- la tu personaje de Ally canta por primera vez en público?
-Tengo que decir que con Bradley estábamos tan sincronizados con los personajes que en ese momen- to de la película se sintió todo muy real. Teníamos público en vivo y además cantamos en vivo por- que yo nunca había lmado antes como actriz. Y fue todo muy fácil, transportarme a ese lugar donde yo misma pensé que nunca antes había estado. Era mi prime- ravezenelciney jugué con esas circunstancias. Ally es así.

-¿No sentiste nervios en ningún momento?

-El desafío pasó por enfrentar un personaje comple- tamente vulnerable y bastante desnudo la mayor parte de la película. El hecho de no tener maquillaje para esconderme fue bastante importante, pero Bradley me hizo sentir muy cómoda.

-¿Qué tan bueno es Bradley Cooper como director?

-Lo mejor que tiene como director es su concentra- ción estilo ninja. La imagen y la visión siempre encua- drada, pero con total espontaneidad. Yo también te- nía miedo y él me ayudó a olvidarlo. Supongo que es cierto lo que dicen… que siempre queremos trabajar con gente que es mejor que nosotros. Y él es mucho mejor que yo. Me encantó aprender tanto con él, todos los días.

Gracias a Hollywood ahora ‘Nace una estrella’… del cine. Y asegurán- dose alguna nominación al Oscar (como Mejor Música, seguro) es- trena una nueva versión de ‘A Star is Born’, siguiendo los mismos pa- sos de Barbra Streisand y Judy Gar- land cuando lmaron sus propias versiones en 1976 y 1954, suman- do ahora también el debut como director de otra estrella: Bradley Cooper.

-¿Se parece en algo la histo- ria de ‘Nace una estrella’ a la de Lady Gaga?
-Como en el cine, yo también dije “No” muchas veces. Yo escribo mi propia música y trabajo con otros compositores todo el tiempo, pero cuando recién empezaba no era la más hermosa del lugar. Había muchas mujeres cantantes que no componían su música y muchos ejecutivos discográcos querían quitarme mis canciones para dár- selas a otras mujeres que ellos que- rían que cantasen. Y yo trataba de conservar mi música diciéndoles que no iban a quitarme mis can- ciones. También, como en el cine, trabajé con bailarines, porque en realidad había empezado como pianista. Navegamos un camino parecido. Pero desde un principio yo sabía que tenía que dar una vuelta a la izquierda, sin importar lo que la gente dijera.

-¿Cuál dirías que es la mayor diferencia entre la cción de tu personaje y tu verdadera histo- ria?

-El desafío de interpretar a alguien como Ally es que, al principio de la película, ella renuncia por com- pleto a sus sueños. Cuando decidí cantar profesionalmente yo tenía 19 años, y salía a arrastrar mi piano de un bar a otro hasta que conse- guía algún trabajo donde pudiera cantar en público. Yo realmente creía en mí. Pero Ally no cree en ella al principio y la ayuda su rela- ción con Jack (Bradley Cooper) y el amor que tiene por él. Eso le da vida.

-¿Alguna vez sentiste la pre- sión de cambiar tu look como tu personaje en la película?-Siempre me gustó transformar- me, cambiar, convertirme en per- sonajes diferentes. Es parte de mi trabajo artístico, de mi música y lo maravilloso de esta experiencia con Bradley demuestra lo increíble que es como director porque él quiso verme sin nada, sin una gota de maquillaje. Me acuerdo muy, pero muy bien, cuando bajé las escaleras de mi casa antes de lmar incluso la primera prueba de cámara para

‘A Star Is Born’. Bradley tenía una toalla húmeda en su mano y me quitó el poco maquillaje que lleva- ba. “No quiero nada de maquillaje”, me dijo.

-¿Se sintió diferente cantar como actriz, cuando en la pelícu- la tu personaje de Ally canta por primera vez en público?
-Tengo que decir que con Bradley estábamos tan sincronizados con los personajes que en ese momen- to de la película se sintió todo muy real. Teníamos público en vivo y además cantamos en vivo por- que yo nunca había lmado antes como actriz. Y fue todo muy fácil, transportarme a ese lugar donde yo misma pensé que nunca antes había estado. Era mi prime- ravezenelciney jugué con esas circunstancias. Ally es así.

-¿No sentiste nervios en ningún momento?

-El desafío pasó por enfrentar un personaje comple- tamente vulnerable y bastante desnudo la mayor parte de la película. El hecho de no tener maquillaje para esconderme fue bastante importante, pero Bradley me hizo sentir muy cómoda.

-¿Qué tan bueno es Bradley Cooper como director?

-Lo mejor que tiene como director es su concentra- ción estilo ninja. La imagen y la visión siempre encua- drada, pero con total espontaneidad. Yo también te- nía miedo y él me ayudó a olvidarlo. Supongo que es cierto lo que dicen… que siempre queremos trabajar con gente que es mejor que nosotros. Y él es mucho mejor que yo. Me encantó aprender tanto con él, to- dos los días.