Lidia S. Martínez: ¡Sí se puede, vivir un sueño!

Lidia S. Martínez tiene un sueño para California “que todos los niños sin importar su origen tengan acceso a educación y puedan así cumplir con sus sueños”. Esta importante representante de la comunidad latina lleva esto como uno de sus principios de vida.

Martínez, gerente de asuntos comunitarios de Southwest Airlines, nació en Ciudad Juárez, México, una de las ciudades que tienen frontera con Estados Unidos y que por tanto vive el fenómeno migratorio en gran escala. Era aún pequeña cuando Lidia emigró a El Paso, Texas, ahí creció y estudió Administración de Negocios en la Universidad de Texas en Arlington, en ese momento ella no sabía lo que el destino guardaba para ella. Fue en 1990 cuando Lidia se integró a Southwest Airlines, ahí ha desempeñando una carrera en donde se ha distinguido por velar no sólo por los intereses de Southwest sino también por los de la comunidad hispana a la que orgullosamente representa.

Recientemente Lidia S. Martínez recibió el reconocimiento “Visionary Awards, Southern California” que entrega LEAD San Diego a líderes comunitarios y empresarios reconociendo así  su dedicación y aportación al desarrollo de la región como gerente de asuntos comunitarios de Southwest Airlines.

“Este honor que me otorgaron fue muy especial, anteriormente yo serví en la mesa directiva (de LEAD) y ahora sigo apoyándolos por medio de Southwestern Airlines.

“Nunca se había visto tanta gente Latina en un evento de LEAD o de la Cámara de Comercio de San Diego. Fue una noche muy especial y me llenó de orgullo ver a la gente que vino a apoyarme. ¡Me llenaron de energía y orgullo!   

Como gerente de asuntos comunitarios de Southwest Airlines Lidia ha establecido y mantenido una cartera de alianzas estratégicas, de gran respeto, con organizaciones cívicas, empresariales, filantrópicas y universidades siempre en busca de objetivos comunes.

“He tenido una carrera de sueño”, dice Lidia, “por medio de mi empleador, Southwest Airlines, he podido establecer relaciones muy efectivas e impresionantes pero también he establecido muy lindas amistades”.  

Lidia siempre de la mano con la comunidad, buscando crecer con ellos.

“Si, es cierto, somos muy generosos con nuestros recursos y no solamente financieros, el toque personal que yo doy a todos mis socios de la comunidad les ayuda a crecer y triunfar.  Somos parte de la comunidad y lo que es importante para mis socios, es importante para mi y para Southwest. Si ellos triunfan, nosotros triunfamos. Si nuestra comunidad no prospera, no pueden apoyar a nuestro negocio y nosotros tampoco prosperamos.  

Como gerente de asuntos comunitarios de Southwest Airlines el reto más grande ha sido representar a una compañía tan querida y con el prestigio que respalda , y el ser tan visible dentro de la comunidad es una gran responsabilidad.  “Gente de todas partes me contacta para que les ayude con sus organizaciones o necesidades personales. Desafortunadamente, no puedo apoyar a todos, y eso si me duele porque yo se que la necesidad es grande, pero mi presupuesto anual tiene limite y me encuentro diciendo ‘no’ más de lo que yo quisiera”.

Una característica que me ha etiquetado entre la comunidad y en Southwest, es que ¡siempre hago las preguntas incómodas!  Yo sinceramente pienso que esas preguntas incómodas eventualmente traen buenos resultados. Así que ya no temo en hacerlas – y parece que la gente lo espera.

Para Lidia la familia es muy importante, y han influido de manera positiva en su vida profesional,

¡Mi familia es mi todo!  Desde mi esposo Ted, mi madre (que en paz descanse), mis hermanos y hermanas, y por supuesto, mis dos hijos Melyna y Teddy.

Acabo de celebrar 28 años de trabajar para Southwest.  Mi esposo Ted siempre a tenido una gran responsabilidad profesional, pero nunca me detuvo o me reclamo porque yo viajaba tanto. Siempre me apoyó y me sigue apoyando y ayudando en todo lo que se ofrece.  

Mis hijos, sacrificaron  mucho de su tiempo para que yo pudiera atender eventos o juntas de trabajo.

Es muy cierto lo que dice la gente – para triunfar, se necesita un pueblo.  ¡Y yo tengo un gran pueblo!

Lidia tiene una misión en la vida la de seguir ayudando donde más se necesite de su ayuda – personal o profesional.  

“Yo quiero seguir retando a nuestra comunidad Latina, especialmente a la mujer Latina, para que se preparen y tomen posición de liderazgo que tanto necesitamos para hacer decisiones que afectan a nuestras familias y así poder superarnos.  Nuestra región tiene mucho que ofrecer, pero tenemos que estar en la posición donde nuestra opinión y sugerencias que afectan a nuestra comunidad se tomen en cuenta. Yo siento que todavía somos un poco invisibles”.

A las mujeres que se desempeñan en un ambiente laboral dominado por los hombres Lidia les habla de su experiencia.

Lo que me ayudo a mi fue el tener mentores en diferente industrias – la mayoría hombres.  Eso me ayudó a saber cómo piensan, a quien respetan (y porque), y los desafíos que enfrentan.  Hoy, yo ayudo a muchos de ellos que me ayudaron cuando yo estaba desarrollándome.

Así que mi consejo a la mujer es que identifiquen a personas que admiren y que estén en posición de poder darles consejos y guiarlos.  Hagan preguntas – no hay pregunta tonta…nada más la que no se pregunta. Prepárense para aceptar crítica y desafíos que a lo mejor son incómodos pero les van a ayudar a crecer.  Aprendan sobre cómo piensan los hombres, cuales son sus desafíos y cómo llegaron al triunfo. Hay mucha gente buena que está interesada en ayudarnos – pero tenemos que saber cómo identificarlos y pedir la ayuda necesaria.  

Si les advierto, que lo que uno espera de alguien alguien más espera de uno.  Se generosa con tus recursos. El conocimiento es poder – aprende un poquito de todo y mucho de lo que más te interesa perseguir.  ¡Si se puede!

 

¡Un millón de gracias!